miércoles, 17 de febrero de 2016

Experiencia lactancia primeros meses


Uno de los primeros "retos" que aparecen una vez tienes al bebé en tus brazos es el amamantamiento. Le llamo reto no porque sea un desafío, si no que muchas veces nos enfrentamos a el como si lo fuese. Sin embargo, no es así, ya que los bebes nacen con el reflejo de succión, e incluso si se les deja tiempo ellos buscan la manera de llegar al pecho para poder alimentarse.

Durante las clases preparto se nos explican los beneficios de la lactancia materna tanto para el bebe como para nosotras (en una entrada anterior ya hablamos sobre estos beneficios) y, nos explican en qué consiste la lactancia. Y en ese momento es cuando aparecen las dudas, ¿por qué? Porque cada persona te da un consejo distinto: lactancia a demanda, lactancia "programada" (tienes que darle cada "x" horas), lactancia mixta,.... un sin fin de posibilidades que hacen que empiecen las dudas de si seremos capaces a hacerlo bien, que será lo correcto...

En esta entrada, os quiero contar un poco mi experiencia durante el primer trimestre de embarazo, y cuales han sido alguna de las pautas que he seguido.


Para mi era muy importante que nada mas nacer, Enzo se agarrase al pecho, ya que recomiendan que se aproveche ese primer contacto piel con piel para lograrlo. En ese momento, me puse muy nerviosa, ya que al estar echada en la cama no conseguía que lo cogiese bien, y aunque la enfermera me quería ayudar, hacía que me pusiera mucho mas tensa. Así, que esperamos unos minutos, y una vez estaba mucho mas relajada, fue acercarlo y el se agarró.
¿Qué sensación tenía en ese momento? Es algo indescriptible, para mi fue una sensación de paz, me sentía realizada, no podía parar de mirarlo, miraba para Jesús y los dos nos sonreíamos, primer "reto" superado. Ahora el siguiente paso era conseguir mantenerlo.



A pesar de los miles de consejos recibidos, yo elegí (y lo sigo haciendo) la lactancia materna exclusiva a demanda. 
¿Qué quiere decir? Olvidarte del reloj, estar pendiente del pequeño y ofrecerle el pecho en el momento que veamos que lo busca, o pueda tener hambre. Al principio las tomas son mas cortitas y bastante mas seguidas, pero según fueron pasando los días estas fueron un poco mas largas y mas espaciadas. 

Es muy importante conseguir un agarre correcto para evitar que nos salgan grietas o nos duela. Nosotros lo logramos probando varias posiciones hasta encontrar la que nos fuera mas cómodo a los dos, las primeras tomas nos fue mas cómodo de lado en la cama, pero después ya conseguíamos un agarre sentados... según fueron pasando las semanas se volvió mas sencillo ya que al tener mas práctica y menos tensión, incluso era capaz de darle de comer de pie. 
En ningún momento me salieron grietas pero los días que notaba el pezón un poco reseco utilizaba purelan.

Al ir pasando las semanas, la lactancia también se iba estableciendo por lo que podía prever más o menos cuándo sería la siguiente toma, pero sin olvidarme lo que significa la lactancia a demanda.

Una cosa que no te suelen contar, o de la que no se suele hablar son las crisis de lactancia. Normalmente la primera suele ser al primer mes.. y es muy importante conocer su existencia ya que mucha gente abandona en ese momento la lactancia porque piensa que está haciendo mal las cosas. 
¿Qué son las crisis de lactancia?
Son las adaptaciones que se van haciendo para que el cuerpo se adapte a las nuevas necesidades del bebé. Es decir, vuelven a aparecer durante unos días un aumento en la demanda de la lactancia, y de ese modo que el cuerpo aumente poco a poco la producción de la leche para las nuevas necesidades del bebé.

A nosotros esta primera crisis nos duró aproximadamente unos cuatro días y he de deciros que son bastante duros. El bebé sabe que nosotras somos quienes le aportamos el alimento, por lo que quiere estar en constante contacto y además, mamando la mayor parte del día. 
Una vez transcurren esos días, todo vuelve a la normalidad.

Aproximadamente a los tres meses, llega la siguiente crisis de lactancia, para nosotros esta fue mucho mas suave que la anterior y, además, una vez que sabes qué pasa y que sólo son un par de días parece que se pasa mucho mejor.

La pediatra nos aconsejó que no usáramos el chupete porque podía interferir en la lactancia, sin embargo, nosotros no hemos tenido ningún problema con eso. Enzo no usa mucho el chupete, únicamente lo utilizamos en el momento que quiere tener el pecho enganchado mientras está durmiendo o en alguna ocasión que lo prefiere para dormir, pero en ambos casos lo suelta a los pocos segundos.

Es muy importante que recordemos que para los pequeños el pecho no es sólo alimento, si no que también lo asocian a relajarse, consuelo, porque simplemente quieren mamar, cuando tienen sed,.... 



Empezamos a ponerlo con nosotros en la cama, ya que tanto él como yo descansábamos más y mucho mejor. Al principio, cuando nos tocaba una toma nocturna, después de comer, tardaba en quedarse dormido, sin embargo, en cuanto empezamos a hacer las tomas en la cama, el mismo terminaba de comer, se dormía y soltaba el pecho. Como tenemos una cama pequeña, lo que hago es que, una vez se queda dormido, lo pongo en su cuna para que duerma más cómodamente.


Después de contaros un poco, ¿qué os aconsejo:

-  Leer "Un regalo para toda la vida".

- Confía en ti misma, la naturaleza es sabia y sabrás que hacer en cada momento.

- No dudes en preguntar todas tus dudas a la matrona, o incluso, te recomiendo que asistas a alguna clase post parto o te reúnas con algún grupo de lactancia de tu ciudad. Allí te encontrarás con otras mamis que te ayudarán a resolver todas tus dudas, corregir la posición si fuera incorrecta, o incluso para desahogarte y contar tu experiencia.

- Si tienes que tomar algún medicamento, revisa si es apto su uso durante la lactancia, ya que a veces se cree que si y no es aconsejable.

- La lactancia no es fácil, sin embargo todos los esfuerzos se ven recompensados enormemente. Es una sensación muy muy gratificante.

- Los beneficios de la lactancia son muy importantes para nosotras y para nuestro bebé, además de un gran ahorro económico.

- Lo importante es que el bebé crezca, intenta que los comentarios negativos no te minen (¿seguro que te ha subido la leche?, ¿tu leche es de buena calidad?, ¿por qué no le das un biberón y así duermes mas horas?,....). 


No soy una experta en el tema de la lactancia, pero si tenéis cualquier duda no dudéis en preguntarme, intentaré ayudaros en lo que pueda.

2 comentarios:

  1. Desgraciadamente no pude darle el pecho a mi bebe....a veces aunque es lo mejor, hay que tomar la decisión de criarlo de otra forma.... ojala hubiera podido como tu.. Comienzo a seguirte ahora, y estás invitada a pasar por mi blog si te apetece. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro, cada una tenemos que adaptarnos a nuestras circunstancias, yo mientras pueda seguiré con ella.
      Me paso ahora a visitarte :)

      Eliminar